Cómo se aplica Invisalign, la ortodoncia sin brackets

Hoy os daremos una breve explicación del método de aplicación de Invisaling, el sistema de ortodoncia que no utiliza brackets para corregir las posición de las piezas dentales

Hace algún tiempo os explicamos en este artículo cual fue el origen de uno de los últimos tratamientos de ortodoncia que han aparecido en el mercado, el método Invisaling. Hoy queremos explicaros un poco cómo se aplica este método corrector para que os resulte más sencillo tomar una decisión sobre qué tratamiento escoger en e lcaso de necesitar un tratamiento de ortodoncia.

El tratamiento que propone Invisaling se divide en tres fases, cada una de las cuales tiene su objetivo:

  • Toma de datos.
  • Preparación de fases.
  • Aplicación del tratamiento.

En la primera fase, la «Toma de Datos», lo que se hace es escanear la boca del paciente, capturando la posición real de cada una de suspiezas dentales en una representación informática. Esta representacion se utiliza para ver la posición incial y final de cada pieza dental y hacer un seguimiento del tratamiento a lo largo del tiempo.

La segunda fase, que hemos llamado «Preparación de fases», consiste en definir la posición final de cada pieza dental a partir de su representación informática, y hacer que el ordenador calculo los pasos intermedios entre la posición final y la inicial. A partir de esta información se generan una serie de fundas transparentes que son las que se utilizan en la última fase.

La tercera y última fase, la «Aplicación del tratamiento», consiste en ir aplicando las fundas desarrolladas en la fase anterior para ir corrigiendo la posición de las piezas dentales poco a poco y así terminar colocándolas en las posiciones elegidas por el ortodoncista. Esta fase es la más larga, ya que dura entre 15 y 20 semanas, y a lo largo de ella el paciente va aplicando por orden las diferentes fundas creadas en la segunda fase. Cada una de estas fundas suele tener una vida útil media de 2 semanas. El paciente debe llevar la funda de 12 a 16 horas al día para que vaya corrigiendo la posición de las piezas dentales, y las principales ventajas son su invisibilidad y que se pueden retirar tanto para su limpieza como para comer.

Durante la aplicación del tratamiento se hace un seguimiento para comprobar que se consiguen los objetivos o si es necesario aplicar alguna modificación al plan inicial.

Si necesitas o quieres más información sobre Invisaling y sus ventajas frente a otros tratamientos de ortodoncia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de la web (aquí) o directamente en nuestras clínicas de Algemesí, Sollana o Sueca, cuyos teléfonos puedes consultar también en la web.