La logopedia y la odontología infantil

Cuales son las ventajas de disponer de un logopeda en el trato con los clientes infantiles

La mayoría de la gente no comprende las relaciones entre especialidades en los tratamientos médicos, un caso claro es el hecho de que un logopeda colabore con ortodoncista. Esto se debe principalmente al desconocimiento que existe sobre los efectos de la ortodoncia y el trabajo de la logopedia.

En nuestra clínica buscamos la relación más satisfactoria para nuestros pacientes, adultos y niños, por lo que vamos intentar hacer una breve explicación sobre la relación entre logopedia y ortodoncia y por qué es conveniente la aplicación relacionada de ambas disciplinas.

Empezaremos por explicar brevemente la función de la logopedia. La logopedia es una disciplina clínica que se ocupa de las siguientes áreas: problemas de habla, la voz, el lenguaje y la deglución. Un logopeda previene, diagnostica y trata las alteraciones de cualquiera de estas áreas. Estos problemas pueden aparecer a partir de la posición de las piezas dentales en la boca del paciente.

Al aplicar una ortodoncia, las posiciones de las piezas dentales se alteran con el tratamiento. Esta alteración de las posiciones puede provocar cambios en la dinámica de la boca, provocando que aparezcan estos problemas o similares.

La función del logopeda en estos casos es doble. Por un lado trabajar con el paciente para corregir estos problemas, a través de rutinas y ejercicios que modifiquen los hábitos del paciente y corrijan los problemas. Por otro lado coordinarse con el ortodoncista, buscando la forma de aplicar el tratamiento para controlar la aparición de estos problemas y en el mejor de los casos evitarla.

Otra función aociada a esta colaboración es la evaluación de la situación bucodental del paciente antes de aplicar el tratamiento para evitar la aparición de los problemas, o al menos reducir su impacto en el paciente. Consiguiendo por tanto un mejor tratamiento y satisfacción en los resultados finales.