Los microtornillos y su aplicación en la ortodoncia.

Los microtornillos son pequeños tornillos, con una longitud que varía entre 2 y 12 mm., fabricados con un material inocuo, generalmente Titanio de la mejor calidad. Estos tornillos están pensados para utilizarlos como puntos agarre para determinados aparatos de ortodoncia, razón por la que se colocan en la parte ósea de la mandíbula del paciente.

Para su colocación se hace un estudio de la boca del paciente, incluyendo la forma, densidad y disposición de los huesos mandibulares. A partir de este estudio y el tratamiento que se va a aplicar al paciente, se decide en qué puntos se van a insertar los microtornillos. Estos puntos se utilizan como anclajes en los que la ortodoncia se apoya para mejorar su efectividad y por lo tanto reducir el tiempo necesario de aplicación, consiguiendo el objetivo en menos tiempo.

Los microtornillos no tienen grandes contraindicaciones. Su instalación y retirada es rápida y sin muchas molestias para el paciente, ya que sólo necesita anestesia local y se ponen y retiran rápidamente. Contrariamente a lo que pueda parecer no resultan incómodos y al potenciar el trabajo de la ortodoncia reducen el tiempo de aplicación y consecuentemente las molestias derivadas de ella.

En nuestras clínicas somos especialistas en la aplicación de microtornillos y su uso en nuestros tratamientos de ortodoncia.