¿Qué es la carga inmediata?

A veces una pequeña aclaración sobre vocabulario técnico facilita mucho nuestras decisiones.

Si estás informándote sobre la posibilidad de colocarte implantes para solucionar algún problema dental, ya sea funcional o estético, es casi seguro que las palabras “carga inmediata” han aparecido en las explicaciones que estás recibiendo o leyendo.

Seguramente, a menos que tengas algunos conocimientos sobre implantes y tratamientos bucodentales, estarás intrigado/a por a qué se refiere esta “carga inmediata”. Pues hoy queremos aclararte esta duda con una pequeña explicación sobre a qué se refiere.

Generalmente, los tratamientos que implican la sustitución de piezas dentales, y por lo tanto la implantación de nuevas piezas, suelen dividirse en varias fases: extracción de piezas dañadas, incrustación de puntos de soporte, fijación de nuevas piezas… Y estas fases en ocasiones requieren de períodos de tiempo de recuperación entre ellas para el paciente, períodos en los que cicatrizan las operaciones, los puntos de fijación se integran en la encía…

Estos tiempos suelen dejar a los pacientes sin sus piezas dentales, lo que genera problemas en su día a día y deja al paciente con una mala estética.

Para evitar estas situaciones, se creó la “carga inmediata”, que consiste en combinar estas operaciones en un único día para reducir las complicaciones derivadas al paciente. La técnica consiste en sedar al paciente, que llega a dormir pero no se le aplica una anestesia general, llevar a cabo la operación de extracción de piezas dentales y colocación de los puntos de fijación, y una protesis temporal para evitar el aspecto antiestético de no tener dientes en la boca. La sedación genera tanbién una pequeña amnesia que evita al paciente recordar el proceso de extracción de las piezas dentales y la implantación de las fijaciones.

Podéis ver algunos ejemplos de este tratamiento pinchando aquí, donde os presentamos algunos casos de implantología.